jueves, 9 de diciembre de 2010

Un cuento de Navidad para el 9 de diciembre


El 9 de diciembre del Calendario de Adviento de Noema se abre con un pequeño cuento de Navidad.
Como todos los cuentos de Navidad, éste comienza con una nevada, luces en las calles y mucho frío, y con una familia en la cocina horneando dulces típicos. La familia de este cuento está compuesta por una pareja a la que le falta la chimenea y los niños cantando villancicos para ser una típica familia de cuento de Navidad, pero que tiene una gata traviesa y cotilla que hay que echar de la cocina para que no meta la pata en la comida.
Siguiendo con las diferencias, el objetivo de esta familia, o más concretamente de la chica de la pareja, no es conseguir el dinero suficiente para celebrar la Navidad con sus niños, sino hacer un post decente para el Calendario de Adviento de Noema. (Por cierto Noema me encanta tu calendario, abrir la ventanita cada día y por supuesto participar en él, ¡Gracias!). 
Y el Mr. Scruch de este cuento no es un viejo ávaro y malvado, sino un auténtico desastre culinario que sigue a la primera escena de feliz horneado, en el que pequeñas galletas individuales se derriten literalmente en el horno haciendo una masa riquísima pero impublicable, y por supuesto el consiguiente agobio. Son las nueve de la noche, supermercados cerrados, mañana es festivo… ¡Que hago! Nino, nino, nino… suenan las alarmas, ¡Houston tenemos un problema!
Abro armarios, saco todos los libros de cocina, pongo patas arriba toda la casa… hasta que de repente se me enciende la bombillita y me acuerdo de una tarta de Eva Arguiñano, sencilla, cálida, invernal y con un toque Navideño perfecto.
Como todo cuento de Navidad que se precie, el final es feliz gracias al buen corazón y a la generosidad de las personas queridas, personas que en este caso fueron literalmente saqueadas hasta que conseguí todos los ingredientes que necesitaba, ¡Por no tener no tenía ni huevos! Y como todo cuento Navideño tiene una pequeña moraleja, es maravilloso tener amigos a los que pedir la cabeza de ajos y la pizca de sal que te faltan para hacer la comida y sobretodo nunca dejaré para última hora la receta del Calendario de Adviento de Noema.

Ingredientes
1 lámina de hojaldre
400 gr. de frutas secas (orejones, higos, ciruelas…)
100 gr. de frutos secos (nueces, piñones, almendras…)
Un huevo batido para pintar
200 ml de coñac
0,5 l de leche
3 yemas de huevo
75 gr. de azúcar
3 cucharadas de maicena


Elaboración
La noche anterior ponemos a macerar las frutas secas y los frutos secos con el coñac.
Para la crema pastelera mezclamos el azúcar, las yemas y la maicena y ponemos a fuego suave, mientras tanto vamos añadiendo poco a poco la leche sin dejar de remover.
Cuando engorde sacamos del fuego y dejamos enfriar en un bol. Ponemos un film transparente pegado a la propia crema para que no se seque la superficie.
Pintamos la plancha de hojaldre con huevo batido y pinchamos bien toda la superficie menos 2 cm de borde para que el centro no suba en el horno. Horneamos a 200 ºC hasta que se dore.
Montamos la tarta rellenando el hojaldre con la crema pastelera y colocando frutas y frutos secos sobre la superficie.
La gratinamos si la queremos servir caliente.

26 comentarios:

Noema dijo...

Este sí que es un cuento de Navidad con final feliz ¿y moraleja? "No dejes para mañana, lo que puedas cocinar hoy", pobrecilla, en qué berenjenal te he metido. Muchísimas gracias por esta tarta de cuento de Navidad, creo que se va a quedar con ese nombre.
PD: Y no me cansaré de decir que el Calendario es vuestro, que sois quienes estáis rellenando las ventanas con historias estupendas.
¡Mil gracias y un abrazo!

Carolina Yribarren dijo...

Jajaja!!!..pues dejame felicitarte, tras el corre-corre de tu noche de cocina, la Tarta de navidad se ve riquisima.
Feliz Navidad.

Glenda dijo...

Wao que cuento.... yo soy una de las que "casi" dejas las cosas para ultimo momento.. aunque desde que vivo en Alemania, pues se me ha quitado un poco :-)
Muchas gracias por la receta y feliz día..

Núria dijo...

Me encantan los cuentos...este muy pero que muy bueno, con momentos dulces, dramáticos, suspense...y con un final feliz..que más se puede pedir...madre mía ta te imagino, que agobio!!! haz caso a Noema "no dejes para mañana lo que puedas...."...que yo tambiém me lo aplico que despues pasa lo que pasa....pero bueno el resultado es tan bueno que "no hay mal que por bien no venga".
muuuuxus

Laube dijo...

JEJEJEJJEJEJE Ayyyyyyyyy, que te pilló el toro!!!!!!. Bueno, a todas nos has pasado alguna vez, no?.
Un besote y un cuento muy apropiado.

Ivana dijo...

delicioso!!! me chifla!!
tengo hambre y quiero un trocito de tu tarta!
besitos

CRIS dijo...

Pues será muy improvisada, pero creo que el estrés ha sacado lo mejor de tí,esta entrada a parte de ser tronchante es muy original,felicidades, y es pastel no ta ha quedado tan mal.Por cierto, tomo nota de tu estrés, yo soy de las que lo deja todo para el último día.
Un beso

Anónimo dijo...

Que bonito cuento de Navidad con un final delicioso!, esa tarta de ve deliciosa !

Un saludo!

MªJose-Dit i Fet dijo...

Guapa!!! ese cuento tuyo me suena de haberlo vivido alguna vez :D aunque no con un final tan feliz ni tan delicioso como el tuyo...que buena aportacion para el calendario de Noema...un besito guapa

La Quinta de Luculus dijo...

Una entrada simpatiquísima! y como todos los cuentos un final feliz muy bien resuelto ;)

Besitos!

marilu perez dijo...

Noema,
No, si en el berenjenal me he metido yo solita, y encantada además. Me encanta como has bautizado la tarta, con ese nombre queda. ¡Gracias por todo! Prometo aprenderme el refrán "No dejes para mañana lo que puedas cocinar hoy" ;-)

Carolina,
Muchas gracias, ya me alegra que te parezca que está presentable!

Glenda,
¿Quizá debería pasarme unos día por ahí? La verdad es que no me importaría nada, hace poco estuve en Berlín pero todavía me queda un montón de sitios para conocer!

Núria,
Si. Me aplico el cuento y como dice Noema no dejaré para mañana lo que pueda cocinar hoy!

Laube,
Efectivamente, me pilló el toro! Un beso para ti!

Ivana,
Pues vas a tener que darte prisa, que solo me queda un cachito pequeño pequeño!!!

Cris,
Ja, ja, ja! ¿Me habrá venido bien el estrés? Y mira que le digo a mi jefe que bajo presión no trabajo bien... Mejor que no se entere...

Anónimo,
Muchas gracias. Que bien que te haya gustado.

Mª José,
Ja, ja, ja! Yo creo que todos hemos vivido alguna vez este cuento. Que bien no ser la única...

La quinta de Luculus,
Muchas gracias. ¡Muchas gracias por los ánimos!

¡Muchos besos a todos los que os habeis pasado! En esta ocasión en especial me hace mucha ilusión que os haya parecido un post por lo menos decente. Noema, a ti darte las gracias, que aunque insistas en que el calendario es nuestro sin ti no sería posible. ¡Muaks! (Y queda prometido no dejar para mañana lo que pueda cocinar hoy)

Kako dijo...

jajjajja, que divertido cuento!!!
Si, generalmente uno tiende a dejar todo para la última, pero por suerte tienes vecinos salvadores.
Se ve muy rico el pastel, un besito!!

Silvia dijo...

Absolutamente delicioso y tentador. No veas qué ganas me han dado de mordisquear la pantalla... Toda una tentación. Me encanta la receta y como la has presentado.

Besos.

marilu perez dijo...

Kako,
es verdad, menos mal q casi siempre hay alguien a mano dispuesto a ayudar. Un beso!

Silvia,
muchas gracias! No hace falta q muerdas la pantalla, q ya te invito a un cachito!

Marcela dijo...

Es un moderno cuento de Navidad... ya es hora de comenzar a escribirlos. Todavía existe la solidaridad y generosidad de los vecinos!
Muy rica la tarta, que da el perfecto final feliz para las iniciales desventuras culinarias de nuestra heroína. ;)
Muchos saludos,

Marcela

con Ka dijo...

Pues para ser una tarta improvisada te ha quedado la mar de apañá :D
!Un bonito cuento de Navidad!

marilu perez dijo...

Marcela,
Si es un cuento modernizado, pero de heroina poco tengo, ja ja!! Besos

con Ka,
Ja, ja, ja! Gracias!

¡Besetes!

Maite (Mai) dijo...

Qué guapos los amigos, que entrañables los cuentos por navidad y que requeterica la tarta de la Arguiñana. En fin, una entrada redonda para una chica del calendario:-D
Feliz adviento monada!

Begoña dijo...

Pues para ser una improvisación te ha quedado impresionante!!!!
A la hora de la verdad, lo que valen son los amigos, desde luego!!
Un saludo, Begoña

marilu perez dijo...

Maite,
¡Ja, ja, ja! Eso de la chica del calendario no me lo había planteado... lo pndré en el curriculum...

Begoña,
Pues la verdad es que si. Un lujo tener amigos cerca.

¡Besetes a las dos!

Marona dijo...

Jajaja, ¡me ha encantado tu cuento de Navidad! Yo también era de las que dejaba las cosas para última hora, pero no sé si es la influencia asutríaca o que he madurado (mmmh... no, debe ser lo de la influencia... jajajaja) pero ya no me pasa (tan a menudo, jajajaja). La tarta es de esas ideales para estas fiestas, que no te dan mucho trabajo extra y quedas como una reina... ¡genial!

Ernestina tina777 dijo...

Bueno todo se resolvio bien, pero la costumbre de dejarlo para ultima hora a veces nos saca de nuestras casillas, corre corre que no llego. Una tarta deliciosa.

besos.

Paula dijo...

qué alegría leerte en la novena ventana del calendario ;)


Por cierto, hace poquitos días que he abierto un blog de galletas decoradas, estamos de sorteo, pasate ;)

Salu2, Paula
http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
http://galletilandia.blogspot.com

marilu perez dijo...

Marona,
La segunda a la que la influencia del norte le ha hecho super organizada... Oye, me voy a pasar unos meses por ahí, que todo se debe pegar.

Ernestina,
Pues si, efectivamente no es buena idea dejar las cosas para al final. A mi por lo menos me ha quedado clarísimo... ;-)

Paula,

Pues si, aquí he aparecido, la primera tras el puente aunque de un modo algo accidentado...

¡Besetes y gracias por pasaros!

nerea goiko dijo...

me encanta tu cuento , probare la receta pero sin las frutas secas, que no los frutos secos ,mira ,apunta otra cosa que no me gusta si es que todo se pega....que miedo
un besazo

marilu perez dijo...

Nere!
Ja, ja, ja! Me apunto lo de las frutas secas, lo de los frutos secos y por si acaso lo de que todo se pega.
Un beso gordo gordo! Mua!