miércoles, 18 de noviembre de 2009

Bacalao a la Vizcaína

Cocinar un plato típico de tu pueblo.

Parecía relativamente sencillo, pero el tema del hemc #38 propuesto por Erika de La Ventolera ha hecho que me de cuenta de que apenas cocino platos tradicionales.

Y no es que la cocina vasca no me guste, me encanta como se cocinan los pescados y mariscos, las verduritas y por supuesto un buen chuletón. Creo que en Euskadi se le da muchísima importancia a la cocina, o quizá al comer y hay muchísimas actividades sociales en torno a ello como los txokos o los concursos gastronómicos. Además de contar con increíbles cocineros como Martín Berasategui, Juan María Arzak, Pedro Subijana, Fernando Canales, Hilario Arbelaitz y una nueva generación compuesta por profesionales como Andoni Luis Aduriz, Ricardo Pérez, Eneko Atxa…

Y sin embargo, yo me dedico a los dumplings, el sushi, las dosas y los macarons…

Pensando sobre ello he llegado a dos conclusiones. La primera, que no estaría nada mal dedicar parte de mi tiempo a aprender a hacer txangurro, intxaursaltsa, zurrukutuna y demás familia. La segunda, que para mi el encanto de la cocina reside en gran medida en el encanto de lo desconocido. Y es que me encanta probar cosas diferentes, de cualquier país y rara vez cocino dos veces la misma receta, salvo cocina de subsistencia, claro.

Esta vez he hecho bacalao a la vizcaína siguiendo la receta del libro “Cocina Vasca en Bizkaia” de Jesús Llona Larrauri y Garbiñe Badiola, (con ayuda de la mamma y de mi tía por supuesto). Y creo que gracias a este libro, a la mamma y a mi tía voy a poder cumplir con mis dos conclusiones, cocinar platos típicos que no haya hecho nunca antes, solo de bacalao tengo otro montón de recetas nuevas por probar: bacalao al pil pil, club ranero, a la busturiana, a la bilbaína…

QUÉ Ingredientes para 4 personas

4 tajadas de bacalao salado de unos 250 gr
4 cebollas rojas
1 tomate maduro
10 pimientos choriceros
2 dientes de ajo
Aceite de oliva
Sal

CÓMO

Ponemos el bacalao en remojo 36 horas antes, cambiando el agua cada 8 horas.
Una vez desalado lo limpiamos de espinas y escamas y lo secamos bien.
Limpiamos bien los pimientos quitándoles el pedúnculo y las semillas y los ponemos a hervir.
Pelamos el tomate y picamos el tomate y la cebolla y los ponemos a pochar a fuego suave.
Cuando los pimientos estén tiernos los abrimos y extraemos la pulpa con ayuda de una cuchara.
Echamos la carne de los pimientos, a la cebolla y tomate pochados y echamos unos 2 ó 3 cazos del agua de los pimientos. Echamos sal, dejamos hervir durante un cuarto de hora y lo pasamos por el chino a una cazuela de barro.
En otra cazuela de barro ponemos los ajos cortados en láminas con abundante aceite, cuando empiecen a dorarse retiramos la cazuela del fuego y ponemos el bacalao. Lo dejamos hacerse con el calor residual durante 10 minutos.
Pasamos las tajadas de bacalao y los ajos bien escurridos a la cazuela con la salsa y dejamos hacerse 5 minutos más.

38 comentarios:

Begoña dijo...

Qué bueno!!!!!!
A mi también me gusta probar cosas nuevas y cocinas distintas, pero al final, como lo de uno....
Un saludo, Begoña

Gabriela, clavo y canela dijo...

Ohhhh!! (con todo y reverencia!) me encanta la receta te la copio para que disfruten aqui en casa.
besos!
Gaby

Kako dijo...

Coincido plenamente con tu segundo punto. Me encanta cocinar platos diferentes y cosas nuevas, es muy raro que haga algo de mi país ademas que desconozco profundamente su cocina.

La cocina Vasca es una total delicia, como cocinarán tu madre y tu tía. El plato les ha quedado de cine.

Fabuloso.

Ivana dijo...

que delicia! pues nada a hacer dos secciones, cocina vasca y nuevas recetas!
ayy la mamma y la tia! que hariamos sin ellas!
besitos

Maite (Mai) dijo...

Qué bien Marikeli! cogiéndole el gusto a la cocina de tradición. Hay que hacerlo y por muchos motivos: primero, que hay que pasar la bola; bueno, la olla. Todos tenemos 2 grandes obligaciones con la comida tradicional: primero, aprenderla y después, enseñarla.. anda que no es la larga la vida y la de platos nuevos y sabores vamos a tener oportunidad de aprender!

Así que bravo guapa y anímate a deleitarnos con más platos de tu tierra, que para esto del comer, es la mejor cocina del mundo!

Besos!

intxaurtsu dijo...

Bueno, bueno a ze bakailaoa egin duzun!!!
Nik ere zure antzera gauza berriak egitea gustoko dut, gehien bat ez dudalako beste erremediorik, euskal sukaldaritza ez da oso barazkijalea, eta gainera etxean etengabe ikusten baititut horrelakoak eta agian normaltzat hartzen ditut. Primeran atera zaizu eta orain badakizu jo eta ke bakailaoari, Euskal Herrian barra-barra baitugu.

Ondo izan

Ana dijo...

Pensé que solo me pasaba a mí, que no repito recetas pero ahora vemos que es común. Está muy bien que te guste probar cosas nuevas pero la cocina de tu tierra es de lo mejorcito, buena prueba de ello es la receta que nos pones aquí y que tiene que estar para chuparse los dedos.
Besitos.
Ana

maribel dijo...

Quedó de Primerísima.

La tía y yo fuimos simples pinches de cocina.

Musu handi bat

Amatxu

Pilar - Lechuza dijo...

Que bueno!!! El bacalao en todas sus variantes nos encanta y a la vizcaína suele caer una vez al mes por lo menos.
un biquiño

Núria dijo...

buf que receta tan rica, de las de antes.
A mi tambien me gusta probar cosas nuevas pero soy de las que piensan que la cocina de siempre se ha de transmitir de abuelas-madres-hijas-nietas.....una cosa no quita la otra no?
te aseguro que cuando pueda probaré de hacerla.
besos

Lolah dijo...

Es verdad que a veces a la cocina de nuestra zona le damos menos importancia que a cosas más exóticas, pero no nos damos cuenta de que para otros pueden ser una novedad.
Yo nunca he hecho el bacalao así, y creo que ya va siendo hora de hacerlo.
Me quedo con tu receta.
Un beso.

Laura. dijo...

Sabes que no lo he comido nunca!!! tiene que ser un placer.. que rico.
Besos!

Lucía dijo...

Qué rico, rico!!!!
Coincido contigo: me cuestan los platos tradicionales... En mi caso se da que los hace o mi madre o mi suegra, y aprovecho en casa para descubrir otros!

La receta te ha quedado estupenda! Voy a por platos vascos (aquí al menos también son exóticos, je,je).
Un beso!

Noema dijo...

Me encuentro en una situación similar y es que cuando empecé a interesarme por la cocina ya vivía en el extranjero. Así que ahora en mis visitas a casa intento aprender las cosillas ricas de mamá y de la abuela, Más vale tarde que nunca. Olé por ese bacalo a la Vizcaína.

María José dijo...

Jo, pues a mí me pasa lo contrario. Me siento segura con las recetas que controlo y sé los resultados y en cambio la novedad, lo desconocido me echa "pa tras".Por eso me gusta la blogosfera, veo otras opciones, otras recetas, sus buenísimos resultados.
De tu bacalao, sólo puedo decir...¡ bravo !
Un abrazo,
María José

Karolina dijo...

vaya bacalao te has mandao chiquilla!!!.. felicidades!! y no conicia tu blog, pero ahora si!!, siento haber tardao tanto!!!.. besitos fuchicadores

Nélida dijo...

¡qué bueno es el bacalao a la vizcaína! Me vuelve loca. Es de las formas que más me gusta el bacalao.

Y la cocina vasca ¡qué decir! En el país vasco es difícil no acertar a la hora de comer. A mi me pasa como con el cerdo, me gusta hasta los andares.

besos

Erika dijo...

Sabés que a mi también me gusta mucho probar cosas nuevas?. Y justamente de eso se trata, que mejor que los "locales" para explicarnos como se elaboran sus platos asi podemos conocer y probar cosas nuevas todos aquellos que lo desconocemos.
Por ejemplo el bacalao nunca en mi vida lo probé. Y por aqui se consigue relativamnete fácil.
Gracias por habernos brindado esta receta, está muy buena!
Saludos

Zerogluten dijo...

En esto quizás pase un poco como con el turismo. Hay muchos pueblos de tu provincia o sitios en tu ciudad que solo conoces o vas cuando viene gente de fuera. Sin embargo, sales de vacaciones y recorres el destino de cabo a rabo.
Lo que cuentas me es familiar, porque siempre pienso que lo fascinante de la cocina es que nunca dejas de aprender y siempre hay cosas nuevas por hacer. Me apasiona.
Esta receta desde luego es una maravilla. No soy muy bacaladera, pero reconozco que cuando está bien cocinado y con una salsa como esta, es bien dificil resistirse. Ni lo pretendo, vamos.
Besitos sin gluten.

El Secretario dijo...

Hola Marilú.


Pues, como se suele decir, la virtud está en el término medio. Tus recetas de sushi, macarons y otras delicias se ven absolutamente apetecibles y llamativas; pero echar mano de vez en cuando de lo más cercano viene muy bien: para no perder las viejas tradiciones y para darnos a conocer a los demás lo "vuestro".

En combinar ambas cosas se ha de sentir uno más "cocinero" que nunca.

Nosotros somos grandes amantes de los platos de bacalao y lo hemos preparado de diversas formas, aunque ésta es una de las que tenemos pendientes. Así que ya no tenemos excusa...

Un abrazo y buen provecho.

Inmaculada (Adi) dijo...

Ole mi niña, vaya plato con enjundia que te has marcado...

Yo tengo que confesar que lo he preparado solo un par de veces, pero no recuerdo haberle puesto tantos pimientos choriceros. Debe estar mucho mejor así, la carne del pimiento le da un aroma al plato y un color preciosos... solo hay que ver las fotos.

Un abrazo.

marilu perez dijo...

Begoña,
Y tanto que está bueno...y mucho más sencillo de lo que yo pensaba!

Gabriela,
Encantada de que hagas la receta. Espero que guste en tu casa!

Kako,
Estamos igual. Y la verdad es que las recetas chilenas que has puesto en tu blog me han encantado.

Ivana,
Ummmh! Voy a pensarme eso de las secciones...je je! Y si, viva las mammas y las tías!!

Maite,
Pues mira que nunca me había planteado eso de tener ue pasar la bola, pero tienes toda la razón... Ya tengo una tercera razón para aprender a cocinar platos típicos!

Intxaurtsu,
Niri gauza bera gertatzen zait, etxean ikusten ditudan platerrak normaltzat hartzen ditudala. Baina zein onak diren...

Ana,
Ja, ja,ja! Yo creo que nos pasa a un montón esto de no repetir recetas. Quizá sea porque vemos tantas diferentes entre todos los blogs que visitamos!

Amatxu,
Hay que repetirlo! Muaks!

Pilar,
Una vez al mes! Que vicio...

Núria,
Tienes toda la razón. No había pensado en eso, pero es muy lógico eso de transmitir las tradiciones a las nuevas generaciones.

Lolah,
Exactamente, las recetas que nos pillan cerca nos parecen poco emocionantes, pero a otras personas les pueden parecer super interesantes. Esta receta es super tradicional así que me parece muy buena para que lo pruebes por primera vez.

Laura,
No te creas que yo lo he comido muchas veces...pero si, está muy bueno...

Lucía,
Ay las madres y las suegris... que de cosas saben!

Noema,
No sabes qeu cosas más ricas hacía mi abuela...Plum-cake, churros... y unas rosquillas increíbles!

María José,
Las recetas que uno conoce dan mucha seguridad claro! No hay como repetir unas cuantas veces lo mismo para ir mejorándolo.

Karolina,
Gracias. Me alegro de tenerte por aquí.

Nélida,
Me alegro de que te guste la cocina vasca. Aunqeu tengo que decir que en todas partes hay unos platos riquísimos... Del cerdo a mi también me gustan hasta los andares... je, je...

Erika,
Es tan divertido andar investigando ¿verdad? A veces la cosa no cuaja, pero otras aprendes cosas increíbles!!

María Luisa,
Exactamente! Es como tu dices. Te vas de vacaciones y entras hasta en el último museo, y luego en tu publo...nada de nada. Yo todavía no he subido al puente colgante...

Secretario,
Eso me gusta. Una de cal y una de arena. Plato nuevo, plato tradicinal. Espero que os animeis con esta receta, no es excesivamente complicada y estaba increíble. De verdad.

Adi,
Posiblemente echarías menos pimientos y más tomate. ¿Puede ser? Hay gente que lo hace así por ser algo menos laborioso, o por que le parece más suavecito. Los puristas dicen que nada de tomate. De todas maneras está riquísimo de las dos formas.

¡¡Muchos besetes!!

Silvia dijo...

¡Qué maravilla de plato! y con bacalao.. con lo que me gusta. La foto impide que pueda hablar más porque lo dice todo.

Besos.

Pedro dijo...

¡De quitarse la txapela...!
Me ha encantado y he babeado (un poquito) con la receta.
¿Qué hay de postre...?
Besotes.

Su dijo...

Oleeeeee
que maravilla!

Cucchiaio pieno dijo...

Que delicia, é uma grande novidade para mim, voce sempre trazendo deliciosas novidades.
Um abraço
Léia

marilu perez dijo...

Silvia,
¡Muchas gracias!A mi también cada vez me gusta más el bacalao...

Pedro,
¿has babeado un poquito?Ja, ja, ja! Cuidado con el ordenador! El postre todavía lo estoy preparando, pero dentro de poquito lo publico. ¡A ver si te gusta!

Su,
¡Gracias!¡Un beso gordo!

Léia,
Claro, a mi me parece tan de siempre que no se me ocurre que pueda ser original...Ya haré más recetas de este tipo...

¡Besos!

margot dijo...

Delicicoso!
De pequeña siempre comia bacalao con tomate y de mayor no,
Me lo has hecho recordar.
Besos

Pikerita dijo...

Yo creo que cuando dejas de hacer cosas que en casa eran muy tradicionales y luego lo recuperas un buen día... ¿no os parece que está mas rico que nunca? Mi madre se sorprende con el aprecio que le tengo a algunas recetas de las que de pequeña ni miraba. Y por supuesto... donde esté un Bacalao a la Vizcaína... ummmm
Un besote.

TROTAMUNDOS dijo...

A mí me ocurre igual, me encanta probar sabores nuevos y tiendo a cocinar lo que no tengo en mí día a día y es cierto que a veces se plantea uno divulgar nuestras tradiciones y platos propios de cada provincia, ya que son deliciosos y muchos desconocidos ... en fin hay que replanteárselo, no?, sobre todo cuando uno ve platos como este, la verdad que a mí me encanta el bacalao y la forma que tenéis de guisarlo en el norte, me parece maravillosa, tu receta viene para mi archivo directo, no me puedo perder algo tan bueno y con el toque casero de las madres.

Besotes guapa.

angela dijo...

me encatan las pruebas! amo bacalao! bjs

Erika dijo...

El resumen del evento “Comida de mi pueblo” en el que participaste ya está listo y podés pasar a disfrutarlo. Gracias por tu aporte al HEMC Nº38, entre todos aprendimos un montón de cosas nuevas!
Saludos desde La Ventolera

marilu perez dijo...

Margot,
Me alegro de haberte recordado un plato de la infancia. Espero que te gustara...

Pikerita,
Es verdad que cambian un montón los gustos desde que eres pequeña hasta que creces... Yo odiaba las lentejas y ahora me encantan...

Angela,
Uy! Seguro que tu eres una experta preparándolo!

Erika,
Ay! Que bien! Voy corriendo a verlo!

¡Besetes!

Usoa dijo...

mariki, necesito por favor, que hagas la receta de las galletas americanas con forma de niño, por favor...

illetapitita dijo...

mmmm
Este plato lo probé una vez que estube por estas tierras y me gusto mucho!
Seguro que el tuyo está mas rico!
un abrazo!

marilu perez dijo...

Uso,
Ja, ja, ja! Me meo. Apunto sugerencia.

Illetapitita,
Ja, ja! Me encanta que digas que seguro que el mío más rico. Aunque no se yo...según donde hayas comido el otro!

¡Besos!

MªJose-Dit i Fet dijo...

Me encanta el bacalao y me gusta mucho el que esta así en salazon como tu has usado y que tiene que dejarse en agua lo justo para no hacerle perder tampoco ese puntito de sal tan delicioso...y si niña a ver si aprendes tambien las recetas vascas de toda la vida,jajaja las haces y las publicas que no sabes lo que disfrutaremos todos los que te seguimos!!!!!!! un besazoooo

marilu perez dijo...

Mª José,
Tienes toda la razón, es que a mi me parecen tan conocidas que no sabía si serían interesantes. Ya veo que si, así que me lo apunto en los deberes...
¡Besos!